¿Qué es la deprivación auditiva?

La falta de estimulación neurosensorial produce deshabituación. Por ejemplo, si inmovilizamos una extremidad por un tiempo prolongado, esta pierde su flexibilidad y capacidad de respuesta. Al suspender la inmovilización, se rehabilitará lentamente gracias a la ejercitación diaria. Aplicando este concepto, ¿Qué ocurre con un pianista que deja de tocar piano diariamente? ¿Qué sucede con el deportista que suspende sus entrenamientos? Está lleno de ejemplos similares: cantantes, músicos, escritores, taquígrafos, digitadores, traductores, etc. Si no están permanentemente ejercitando sus habilidades, éstas se lentificarán y pueden incluso desaparecer.

La audición también es afectada por la falta de estimulación, ya que, si no llegan estímulos desde el oído a la corteza cerebral, ésta va paulatinamente perdiendo la capacidad de procesarlos, lo que se traduce en una incapacidad de escuchar correctamente que puede dificultar la adaptación de los audífonos.

Las alteraciones del funcionamiento normal del oído son causa de falta de estímulos en el cerebro, y esta falta de estímulos genera la deshabituación o deprivación auditiva.

Los audífonos, al intensificar el estímulo auditivo, mantienen activa la corteza cerebral, por este motivo, tienen mejores resultados las personas que se adaptan audífonos con prontitud, en cambio aquellos que se demoran años en hacerlo, deben luchar también con la rehabilitación de una parte del cerebro que dejó o perdió el hábito de trabajar por tiempos prolongados.

Esto también es notorio cuando en pérdidas auditivas iguales en ambos oídos se adapta un solo lado. Al hacer controles audiométricos después de un período prolongado de uso, el oído no adaptado aparece con una baja auditiva respecto del oído con audífono que se mantiene entrenado y hace posible la audición. Siempre que se pueda, es aconsejable adaptar ambos oídos con audífonos, esto se conoce como adaptación binaural. Contáctenos para mayor información.



Preguntas relacionadas

Si bien es cierto que la mayoría de las personas adquieren algún grado de sordera en forma gradual de acuerdo al avance de los años - lo que se llama presbiacusia - también es cierto que se puede perder audición por otras causas. Las sorderas o hipoacusias …

VER MÁS

Muchas veces hemos escuchado esta palabra, especialmente en la consulta del otorrino. En el medio no especialista, se acostumbra a usar las palabras sordo o sordera, para referirse a todas las personas que tienen dificultades auditivas. Esta designación es usada para cualquier grado de …

VER MÁS

Sí, porque los audífonos deben proporcionar una determinada cantidad de amplificación de sonidos que depende directamente del grado de pérdida de cada usuario. Posteriormente deben calibrarse para obtener el balance adecuado de tonos y de salida máxima y …

VER MÁS

No. Los resultados son diferentes en diferentes usuarios. Esto se debe a variadas causas entre las que se consideran más importantes: 1) El tipo de daño que causa la pérdida de audición. Esto es, en qué lugar de la vía acústica al cerebro se …

VER MÁS

Un audífono es un dispositivo electrónico diseñado para procesar sonidos. Los procesos son variados y dependen de la capacidad y precio de cada modelo. La capacidad común a todos los modelos de audífonos es la amplificación de sonidos. Otras …

VER MÁS

Escuchar mejor la voz de algunas personas y no de otras es normal. Depende de la fonación y dicción de la persona con la que conversa. El audífono no puede mejorar la dicción de sus interlocutores. …

VER MÁS

Debemos decir que la audición se evalúa en diferentes tonos (graves, medianos y agudos). Los valores normales se obtienen de las mediciones hechas a numerosos grupos de jóvenes que no han presentado problemas con sus audiciones, las que se promedian descartándose los …

VER MÁS